Ratio:  / 1
MaloBueno 

Caracas, 18 de febrero de 2021.- Desde la Dirección Nacional de Primero Justicia queremos alertar sobre la grave denuncia realizada por Amnistía Internacional que señala que “existen razones de peso para creer que al menos 14 de las muertes en La Vega entre el 6 y el 9 de febrero fueron probables ejecuciones extrajudiciales, configurándose como un crimen de derecho internacional que puede constituir crímenes de lesa humanidad”, denuncia que viene a confirmar lo que otros informes de organizaciones de DDHH así como el de la Alta Comisionada para los DDHH de la ONU señalaron sobre el FAES como cuerpo de seguridad responsable de asesinatos en Venezuela.

El régimen de Nicolás Maduro se llena la boca diciendo que defiende a los pobres cuando realmente lo que está sucediendo es que no solo los mata de hambre sino que también los condena a ser asesinados a través del FAES y sus operativos de muerte, operativos que además son cubiertos con una sistemática impunidad por parte del régimen y sus órganos de justicia.

Nicolás Maduro y el entorno más alto del régimen han utilizado la política de represión y control social para callar las voces de los venezolanos en especial los más pobres, y esto configura una masiva violación sistemática de los DDHH en el país, en especial el derecho a la vida.

Nuevamente elevamos nuestra voz de alerta a la comunidad internacional para que eleve a las máximas instancias judiciales y de derechos humanos en el mundo para que se condene estos crímenes de lesa humanidad y para que se entienda que la presión internacional para lograr una salida a la crisis de nuestro país es fundamental, ya que los venezolanos estamos indefensos ante un régimen que usa las balas para combatir a su pueblo, imponiendo una política de terror y muerte contra los venezolanos.

Categoría: Nacionales