Ratio:  / 0
MaloBueno 

Caracas, 23 de septiembre de 2020.- El partido Primero Justicia anunció los datos arrojados por el Observatorio Popular de la gasolina que realiza semanalmente, e indicó que en esta semana de estudio, del 14 al 18 de septiembre, la escasez de bombas que venden gasolina subsidiada alcanzó aproximadamente un 90%, y es que según el partido justiciero “la gasolina subsidiada se acabó”. 

Según explicó el diputado a la Asamblea Nacional por Primero Justicia, Antonio de Aranguren, esto quiere decir que de las 1.368 gasolineras que Maduro anunció que venderían combustible a precio subsidiado, 1.231 no están prestando servicio.

“La situación es crítica ya que los niveles en los que se encuentran las reservas de combustible son las peores que hemos presentado en la historia de nuestro país, además PDVSA ya no está en posibilidades de satisfacer la demanda. Nuestra industria petrolera atraviesa la peor crisis que haya vivido. Se ha querido culpar a las sanciones y a un supuesto bloqueo, cuando lo que ha habido es una destrucción paulatina y progresiva de la industria petrolera”, aseguró.

El parlamentario también denunció que “hay noticias de que Cardón está produciendo 35.000 barriles de gasolina y El Palito 20.000, lo que daría 55.000 barriles cuando el consumo es de 250.000. Hay un déficit de gasolina de entre 200.000 y 250.000 barriles”.

En este mismo orden, en los datos suministrados de los estudios por regiones se pudo corroborar la situación en la que se encuentran y dijo que la realidad que padecen a diario los venezolanos en todos los estados es inaceptable.

Indicó que, en los Andes, en Mérida el 10% de las bombas son las que estuvieron abiertas, en Táchira solamente se dispensaba la gasolina a vehículos oficiales y el precio oscila entre $3 y $4 en esta región venezolana. En Occidente, en Falcón, sólo dispensan a los vehículos oficiales, en Lara el 26% solamente de gasolineras surtían combustible y en Zulia, solo estaba disponible un 3% de bombas de gasolina y su precio rondaba en $2 por litro.

Se refirió también a las demás regiones del país, tal es el caso de la región suroriental y dijo que en Amazonas, Bolívar y Sucre, solo podían acceder a la gasolina los vehículos oficiales, mientras que en Nueva Esparta y Monagas el porcentaje de bombas abiertas era de 3 y 5% respectivamente, mientras que el precio en estos estados era de $3. Por su parte la región central conformada por Caracas, Miranda y Vargas, tenían un 30, 5 y 10% de gasolineras abiertas en ese mismo orden de estados y el precio de la misma oscilaba entre $2 y $3 por litro.

Por su parte, la región de los Llanos conformada por Apure, Cojedes y Portuguesa, presentó un porcentaje de bombas abiertas por estado de 5,40 y 10% respectivamente, y su precio era de $3 por litro.

Categoría: Nacionales