Marlon Díaz calificó como inhumana e irresponsable la falta de un plan de vacunación formal


Caracas, 29 de marzo de 2021.- El gobierno ha atendido de forma irresponsable e ineficiente la contingencia sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19 desde sus inicios, incluyendo la poca disponibilidad de vacunas en el país, consideró Marlon Díaz, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad de Carabobo (FCU-UC).

A su juicio, se trata de una situación inhumana.  “Es lamentable que mientras todos los países del mundo presentan esquemas de vacunación serios y organizados, la vacunación masiva en Venezuela parece ser una expectativa que tardará muchos meses en hacerse realidad”, señaló el también estudiante de Medicina del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde.

Díaz denunció que en Carabobo, ni el resto del país, ha habido coordinación de las autoridades sanitarias y epidemiológicas para dotar los centros de salud con el material adecuado y mucho menos para ejecutar un plan de vacunación priorizado, con fechas establecidas y que incluya a los grupos más vulnerables.

La población vacunable en Venezuela es de aproximadamente 22 millones 500 mil personas, de las cuales se deberían vacunar al menos 13 millones 500 mil, que representan el 60 % necesario para obtener la inmunidad de rebaño, detalló el dirigente estudiantil. Tomando en cuenta que se requieren dos dosis por persona, hacen falta alrededor de 27 millones de dosis para cubrir el porcentaje señalado.

Sin embargo, hasta el momento han llegado al país solo 700 mil dosis, que son apenas el 2,60 % de las necesarias. “Hago el llamado a los ciudadanos, que ante la ineficacia del gobierno nos cuidemos y extrememos las medidas de bioseguridad en todos los niveles”, dijo el vocero de la FCU-UC.

El representante estudiantil alertó que Venezuela tiene el porcentaje más alto de médicos y personal de salud fallecidos por COVID-19 en toda Latinoamérica y, a pesar de eso, el gobierno decidió vacunar primero a personalidades políticas antes que a los trabajadores sanitarios que se encuentra en los hospitales y clínicas luchando contra la enfermedad en primera línea.

“Es lamentable y doloroso ver como diariamente mueren médicos, enfermeras, odontólogos y bioanalistas, mientras el gobierno no muestra ni la más mínima voluntad de acceder a vacunas”, expuso. “Están politizando cada paso que dan, boicoteando el ingreso del mecanismo Covax al país y dando recomendaciones terapéuticas sin fundamento científico”.

blog comments powered by Disqus